Microsoft loves Opensource… I also don’t buy.

Hay mucha exitacion en el mundo Opensource por el repentino amor de Microsoft por Linux y todo lo Open. Si bien reconozco el cambio de postura que la gerencia general de Satya Nadella, en contraste a la decada de Steve Ballmer, yo tampoco “compro” ese cambio que parece ser tan drastico. Ademas de los argumentos que expone Alvaro Lopez Ortega, voy a expresar mis dudas a traves de un conocido cuento:

El cuento del escorpión y la rana

Había una vez una rana sentada en la orilla de un río, cuando se le acercó un escorpion que le dijo:

—Amiga rana, ¿puedes ayudarme a cruzar el río? Puedes llevarme a tu espalda…

—¿Que te lleve a mi espalda? —contestó la rana—. ¡Ni pensarlo! ¡Te conozco! Si te llevo a mi espalda, sacarás tu aguijón, me picarás y me matarás. Lo siento, pero no puede ser.

—No seas tonta —le respondió entonces el escorpión—. ¿No ves que si te pincho con mi aguijón te hundirás en el agua y que yo, como no sé nadar, también me ahogaré?

Y la rana, después de pensárselo mucho se dijo a sí misma:

—Si este escorpión me pica a la mitad del río, nos ahogamos los dos. No creo que sea tan tonto como para hacerlo.

Y entonces, la rana se dirigió al escorpión y le dijo:

—Mira, escorpión. Lo he estado pensando y te voy a ayudar a cruzar el río.

El escorpión se colocó sobre la resbaladiza espalda de la rana y empezaron juntos a cruzar el río.

 Cuando habían llegado a la mitad del trayecto, en una zona del río donde había remolinos, el escorpión picó con su aguijón a la rana. De repente la rana sintió un fuerte picotazo y cómo el veneno mortal se extendía por su cuerpo. Y mientras se ahogaba, y veía cómo también con ella se ahogaba el escorpión, pudo sacar las últimas fuerzas que le quedaban para decirle:

—No entiendo nada… ¿Por qué lo has hecho? Tú también vas a morir.

Y entonces, el escorpión la miró y le respondió:

—Lo siento ranita. No he podido evitarlo. No puedo dejar de ser quien soy, ni actuar en contra de mi naturaleza, de mi costumbre y de otra forma distinta a como he aprendido a comportarme.

La diferencia es que hoy el Software Libre y Opensource es tan fuerte, que no vamos a terminar en el fondo del rio.

Publicado en Linux, Opiniones Etiquetado con: ,

Linux 19 años después… (Parte III)

Después de picar un poco de carne y chorizos a la parrilla, y con linux ya instalado, me dispongo a configurar la interfaz de red… que no aparece. Ni la interfaz de red ni el Network Manager. Tampoco aparece un boton ni nada parecido para prenderla. La configuracion de red inalambrica siempre fue complicada en Linux pero esta vez no era el caso. Apelando a la linea de comandos veo que la tarjeta de red aparece, pero esta apagada, asi que la enciendo y … Voila!! aparece también el Network Manager, asi que configuro y listo.
Como donde estabamos no teniamos internet, arreglamos para seguir al otro dia, pizza de por medio.
Al dia siguiente me apreste a enseñarle como instalar programas. Habiendo elegido la interfaz grafica Plasma de KDE, dispare el instalador de programas…. nada… nada… error. Nuevo pedido de ayuda a Google para descubrir que el error es un bug reportado desde Fedora 21.
Linea de comandos para ejecutar yum…. yum no existe mas… ahora es dnf, que hace lo mismo pero se llama distinto…
En fin, hay un par de cosas mas para comentar, pero imaginense, si mi amigo hubiera intentado instalar solo, que hubiera pasado? Me imagino que hubiera elegido Ubuntu y quizas muchas cosas serian mas faciles, pero habria podido reconfigurar el UEFI?
Si a los obstaculos propios de hardware hecho para que solo Windows funcione, le sumamos obstaculos propios que levantamos nosotros mismos, no es sorprendente que no hayamos llegado nunca a los escritorios de los usuarios.

Publicado en Linux Etiquetado con: , ,

Linux 19 años después… (Parte II)

Munido con mi pendrive booteable, y ya en la Barra del Chuy, mientras preparabamos un asado, me dispuse a instalar Linux. La “víctima” en cuestión era un notebook Lenovo Intel Core I5.

Primer obstaculo: reinicié el notebook, y no había forma de acceder al menú de booteo o la BIOS. Google mediante, me entero que a partir de Windos 8 el botón de “Apagar” no apaga y el de “Reiniciar” no reinicia. Para hacer un “hard reboot” hay que presionar la tecla CTRL junto con el dichoso botoncito. Hecho esto, aparece el menú de GRUB, y una vez seleccionada la opción correspondiente….

Segundo obstaculo: UEFI. Nuevamente Google mediante, descubrir como acceder a la configuración de UEFI para ponerlo en modo “Legacy” y deshabilitar el Secure Boot. Ahora sí… finalmente luego del arranque ya tengo un Fedora 23 en modo “Live” ejecutandose.

Instalo el sistema, reinicio, y listo… notebook listo para configurar y demás. Dado que no teníamos conexión a Internet y que además el asado estaba pronto… continuamos en el próximo artículo.

Publicado en Linux

Artículo sobre Software Libre – Revista PRO-Universitarios

En el número 48 de la revista PRO-Universitarios se publicó un artículo sobre Software Libre  de mi autoría. El artículo surgió como respuesta a otro artículo publicado previamente, en el número 44 “Software Libre vs. Software Comercial” que a mi juicio, y así se lo comenté a la redacción de la revista, introducía varias inexactitudes, principalmente confundir software libre con software gratuito.

Amablemente la redacción de la revista me respondió solicitando mayor información. A continuación mis respuestas, sin edicion:

INTRODUCCIÓN: Lamentablemente por años se ha confundido “software libre” con “software gratis”, cuando son dos cosas totalmente distintas.
Para que un programa sea “Software Libre” se deben dar las siguientes condiciones:
1.- Que pueda ser usado sin limitaciones, por ej. en la cantidad de equipos donde puedo instalarlo.
2.-Que pueda estudiarlo y/o modificarlo para mejorar su funcionalidad, para lo cual debo tener acceso al “Código Fuente” (el programa tal como fue escrito por su creador).
3.- Que pueda darle copias del programa a otros, con o sin costo. Me quiero detener un poco en este aspecto. Yo podría comprar un programa que sea Software Libre, y hacerle una copia a un amigo, y cobrarle esa copia, o regalársela. También podría conseguir gratis un programa Software Libre, por ej.: OpenOffice, grabarlo en CDs y vender esos CD. La calidad de Software Libre no tiene nada que ver con el costo. De hecho hay muchas empresas que se dedican a recopilar Software Libre (las distribuciones de Linux) y vender esas recopilaciones u ofrecer servicios relacionados.
4.- Puedo modificar un programa que sea Software Libre y distribuir mis modificaciones, de la misma manera que en punto anterior, tanto cobrando por ellas como gratuitamente. Lo que no puedo hacer es restringir el derecho de quienes reciban mi versión del programa a hacer cualquiera de las cosas que mencionamos anteriormente. En buen romance, no me puedo apropiar de un programa que sea Software Libre.
Por lo tanto, ahora que definimos lo que es Software Libre, y que establecimos que puede haber, y de hecho lo hay, Software Libre “comercial”, lo contrario de Software Libre es “Software Privativo”, porque “priva” al usuario de los derechos enumerados precedentemente, ej: limitando la cantidad de copias que puedo instalar, impidiendo dar copias a otros, impidiendo que pueda estudiarlo o modificarlo, etc.
Paso a contestar sus preguntas.
PREGUNTA: ¿En qué beneficia institucionalmente el uso de software libre a las universidades? ¿Es sólo un tema de costos o existe una filosofía detrás?
RESPUESTA: Los beneficios de usar Software Libre para las Universidades, desde el punto de vista educativo, entiendo que son claras. Se le puede proporcionar a los alumnos las herramientas que necesitan, y las van a poder seguir utilizando una vez culminen sus estudios. En general las empresas que comercializan “Software Privativo” otorgan licencias de uso limitado para estudiantes. Estas licencias tienen limitaciones en su funcionalidad, y son validas mientras el alumno está cursando su carrera. Y eso siempre y cuando esas licencias están disponibles. En muchos casos, los alumnos terminan usando versiones pirata para poder estudiar.
Con el uso de Software Libre, no hay limitaciones de ningún tipo, y van a poder usar exactamente el mismo software una vez que finalicen sus estudios.
Si además le agregamos que el código fuente está disponible, para los estudiantes de Ingeniería de Sistemas además tiene el beneficio adicional de que pueden aprender cómo funcionan esos programas.

PREGUNTA: Generalmente existe una gran controversia acerca de la utilidad del software libre en la universidad, dado que la mayoría de las empresas usan aplicaciones de distribución comercial. ¿De qué manera se logra un equilibrio entre la accesibilidad y la formación orientada al mercado de trabajo?
RESPUESTA: Lo que tenemos que cuestionarnos no es “que software usar” sino “que queremos que los estudiantes aprendan”. Un ejemplo que usa un amigo, también profesor, es “Enseñar a usar el martillo marca Acme no es enseñar carpintería”. La educación universitaria debe ir más allá de entrenar en el uso de determinadas herramientas informáticas. De hecho, en el pasado muchos programas muy buenos han dejado de existir por distintas razones. Las empresas que hoy están mañana pueden no estar. ¿Alguna vez escucharon de WordPerfect? Era el procesador de textos más usado en los 80’s. ¿Qué pasó con quienes aprendimos a procesar textos con él? ¿Cuándo dejó de existir nos quedamos sin empleo? No, porque usando el ejemplo que mencioné al principio, como aprendimos carpintería, no importa la marca del martillo que usemos.

PREGUNTA: ¿Qué ventajas tiene el software libre con respecto al software comercial más allá de tener distribución gratuita?
RESPUESTA: Podemos enumerar entre las ventajas del Software Libre:
• La libertad de uso y distribución.
• La independencia tecnológica.
• Los formatos abiertos.
• La compatibilidad a largo plazo, que en parte deriva del punto anterior.
• Fomenta la libre competencia y baja las barreras de entrada.
• Corrección más rápida y eficiente de los errores. (“Dados muchos ojos, todos los errores se hacen evidentes” Ley de Torvalds)
• Sistemas sin puertas traseras y más seguros.
De todas, para mí las más importantes son los Formatos Abiertos, que tiene que ver con la forma que la información que produzco con el software es almacenada y transmitida. Con el software privativo vienen los formatos cerrados, o sea, los documentos que creo solo puedo abrirlos usando el software con el que fue creado, con lo cual pongo en riesgo el acceso a esa información a largo plazo.
La otra gran ventaja es la independencia tecnológica. Con el software privativo siempre estoy condicionado por el autor del software. Si necesito cambios o nuevas funcionalidades, o arreglar problemas, dependo de que el fabricante quiera hacer esos cambios o mejoras.

PREGUNTA: ¿Qué avances se han obtenido con el software de código abierto mediante la construcción de comunidades alrededor del sistema? ¿Se han podido corregir problemas técnicos e incorporar nuevos elementos que facilitan la usabilidad?
RESPUESTA: El Software Libre y/o de Código Abierto, que no son lo mismo aunque a veces se usan los términos como sinónimos, preceden al Software Privativo, y se desarrollaron en los ambientes universitarios, cuando profesores y estudiantes compartían programas de computación. El hecho de compartir el conocimiento es lo que forma comunidades. El problema es que en general los programadores que hacen Software Libre, lo hacen porque quieren solucionar un problema propio. Cuando ese problema propio es compartido por otros programadores y usuarios, el programa crece más rápido. Por eso en el Software Libre vamos a encontrar categorías enteras de programas que tienen poco desarrollo o no llegan a determinada calidad, pero eso se podría solucionar si más usuarios apostaran por el software libre y ayudaran a su desarrollo, en vez de conformarse con lo que hacen las empresas.

PREGUNTA: ¿Cuál es su opinión acerca de la piratería de software comercial?
RESPUESTA: Estoy absolutamente en contra de la piratería de software. De hecho, la piratería es el principal obstáculo para la adopción de Software Libre. Y esto es conocido por las empresas que producen software privativo, que lo toleran como forma de mantener un una base de usuarios que les va a permitir vender licencias al estado y las empresas, tal como lo expresó el propio Bill Gates hace tanto como 1998:
“Aproximadamente 3 millones de computadoras se venden anualmente en China, pero la gente no paga por el software. Pero un día van a pagarlo. Si van a robarlo, queremos que roben el nuestro. De alguna manera se harán adictos a él, y nosotros encontraremos la manera de hacer dinero en algún momento de la próxima década”1

[1] Bill Gates, Discurso en la Universidad de Washington, reportado en “Gates, Buffett a bit bearish” CNET News (2 July 1998)

Publicado en Uncategorized

Linux, 19 años después…(Parte I)

No pensaba inaugurar una nueva etapa de este, mi lugar en el cyberespacio, escribiendo sobre esto, pero no quiero dejar de comentar una experiencia reciente.

Resulta que hace unos días, me fuí de vacaciones a la Barra del Chuy, donde además de descansar, visito a mi amigo Adrián. Cuando estabamos en preparativos, mi amigo me pide que cuando vaya, lleve un “Linux” para instalar. ¡Albricias! exclamé, y me preparé haciendo un pendrive booteable a los efectos.

El primer paso era elegir la distribución. Por distintas razones, en las que no voy a abundar, no dispongo de computador personal hace un tiempo. La última distribución que usé, y con la cual estuve muy satisfecho por muchos años, fue Mandriva, pero los cambios a nivel de la comunidad y de la empresa que la respaldaba me hicieron plantearme si no sería mejor optar por otra distribución. Y la elección “natural” para mí, que en el servidor uso RedHat y CentOS, es Fedora, versión 23. Siempre fuí usuario de KDE así que elegí la opción Plasma Desktop, en su versión Live. Descargué la imágen ISO y usando LiLi (Linux Live) preparé el pendrive booteable y la probé en una notebook del trabajo. ¡Perfecto! Partí para mis vacaciones pertinentemente preparado para “pingüinizar” a mi amigo. (Esta historia continuará)

Publicado en Linux Etiquetado con: , ,